El mejor momento es ahora

«No somos la mente, no somos los pensamientos, somos el ser, la consciencia que es capaz de observarla.»

Mindfulness

¿Qué es el MINDFULNESS?

 Es un término inglés que significa atención plena,  prestar atención al momento presente sin juzgar. Este tipo de atención nos permite desarrollar una mayor conciencia, claridad y aceptación de la realidad del momento presente. 

La palabra mindfulness la introdujo el profesor de medicina estadounidense Jonh kabat Zinn con su método de 8 semanas, en principio para personas con estrés o dolor crónico. Aunque no es nada nuevo, ya que proviene del budismo con más de 2500 años de antigüedad.

Para mí, el mindfulness, va más allá de ser una técnica de relajación y dominio de la mente, es un estilo de vida y una poderosa herramienta de autoconocimiento, de transformación personal y despertar espiritual. Abrir lo que está cerrado o despertar lo que está dormido y experimentar el presente con toda su riqueza.

El Mindfulness aporta perspectiva a la mente.

El mindfulness nos sirve para ser más conscientes de nosotros mismos y de nuestro mundo subjetivo en el momento presente.

Cuando cultivas la atención plena, vas creando las condiciones para desapegarte de la mente, dejando de identificarte con ella para empezar a observarla y tomar decisiones más libres.

 

¿Cuáles son los beneficios del Mindfulness?

 Numerosos estudios científicos demuestran que si se practica mindfulness de forma regular y constante: 
  • Mejora la atención, el enfoque y la concentración. Estar más por lo que estás.
  • Se reduce el estrés y la ansiedad. Reducimos nuestras rumiaciones o parloteo mental, esa voz interna que analiza en exceso y nos sitúa en el pasado o futuro, preocupándonos, angustiándonos y provocándonos tanto estrés y ansiedad. 
  • Mayor serenidad, claridad mental y desapego de aquello que nos genera malestar.  
  • Mejora el insomnio. Ayudándonos a soltar aquellos pensamientos que no nos dejan dormir, que nos estresan, que nos agobian y se repiten en forma de bucle en nuestra cabeza.
  • Mayor conexión y conocimiento de uno mismo. Si me escucho y me atiendo sabré lo que necesito y podré ser más coherente con mis acciones y decisiones, con lo que verdaderamente siento.
  • Mayor estabilidad emocional y empatía. Saber cómo manejarnos en esas tormentas emocionales de malestar, desesperanza, miedo, angustia, rabia, culpa,… el ser humano tenemos momentos de todo, momentos dulces y momentos amargos. En los dulces ya nos sabemos manejar, en cambio en los amargos no tanto. Aquí entra mindfulness, es una herramienta magnifica para gestionar las emociones.
  • Potencia la experiencia del momento presente.
  • Cambios positivos y significativos en el cerebro, como reducción de la actividad de la amígdala, la parte que controla nuestra reactividad cuando tenemos miedo o estrés. También cambios en la corteza prefrontal, relacionada con la empatía y la toma de decisiones. Gracias a estos cambios tenemos una mayor estabilidad emocional y mejoran nuestras relaciones.

 

¿Cómo practicar mindfulness?

Del HACER  al SER, del CONCEPTO a la EXPERIENCIA.

Practicar Mindfulness es muy sencillo, aunque nada fácil, incluso puede parecer contraintuitivo. Quizá te hayas preguntado, ¿cómo voy a quedarme unos minutos sentado sin hacer nada, con la de cosas que he de hacer?  Precisamente si tienes una agenda repleta de quehaceres te recomiendo esta practica, porque te va a servir para ser más eficiente. La practica meditativa mindfulness te va a ayudar a estar más por lo que estás y acceder mejor a todos esos recursos internos que ya están en ti, pero que quizá no puedas ver con claridad por tener la mente demasiado agitada, dispersa o preocupada.

Practicar Mindfulness es como ir al gimnasio y hacer gimnasia mental, en que entrenamos el músculo de la atención a volver al presente de forma intencionada y sin juzgar. 

Nuestra mente genera unos 50 mil pensamientos diarios, la mayoría innecesarios, que poco tienen que ver con nuestro presente. Nuestra mente tiende a ser frenética, se dice que es como un mono que salta de pensamiento en pensamiento sin parar. 

Con la práctica de la atención plena, nuestra atención coge fuerza teniendo así un mayor dominio sobre ella para moverla hacia nuestro presente. Así es como evitamos ser arrastrados por ella hacia rumiaciones que nos desgastan física y psicológicamente.

 

¿Cómo se practica exactamente?

 
Las bases para empezar a practicar mindfulness son : la parada, la postura, la respiración y la atención.
 

La parada: Ten una cita contigo mismo. Debemos darnos el tiempo y el espacio para practicar. El primer paso es que encuentres un momento del día y un lugar donde puedas estar cómodo, tranquilo y libre de distracciones.

La postura:  Colocarse correctamente es muy importante, no solo para disfrutar de la práctica, sino para mantener una actitud activa, atenta y relajada a la vez. Mindfulness se puede practicar sentado, de pie o tumbado. Para empezar, mi recomendación es que practiques sentado en una silla, ya que es una manera muy cómoda y fácil de llevar la práctica a nuestro día a día.  

La respiración: Es parte fundamental como seres humanos y también del mindfulness. La respiración la hacemos consciente, es decir que no sea automática, natural y nasal.

La atención: para cualquier práctica de mindfulness trabajar la atención es clave, ya que depende de ella que estemos aquí en el presente sin que la mente se disperse. En lugar de prestar atención a nuestros pensamientos pasados o futuros, pondremos nuestra atención en lo que sucede momento a momento.

Como todo lo que aprendemos por primera vez requiere de practica hasta irlo integrando de manera natural.

¿Practicamos juntos?

Hay muchos ejercicios diferentes, por ejemplo el de la respiración consciente. Buscas un lugar tranquilo y te permites un tiempo y espacio para sentarte cómodamente. Cierras los ojos y te concentras en tu respiración, con una actitud de calma, aceptación, de desapego y no juicio, apartando toda expectativa. Aquí tienes una breve práctica muy sencilla y guiada para que puedas empezar a experimentar mindfulness. ¡Te deseo una feliz práctica!

SESIONES SEMANALES

Este programa es para ti si quieres conseguir mantener una práctica regular y a su vez ir descubriendo nuevas meditaciones que te complementen en tu proceso de transformación y crecimiento personal.

Modalidad: presencial y on-line

Incluye: 1 sesión de 1hora a la semana on-line/presencial + acceso a una aula virtual donde dispondrás de la grabación de la meditación semanal, además de disfrutar de distintas propuestas de meditación adicionales.

Consulta los distintos grupos disponibles y elije el horario que mejor se adapte a ti.

DESPERTADOR MEDITATIVO on-line

 

Este programa es ideal para ti si quieres coger el hábito de meditar a diario y mejorar tu bienestar mental y emocional.

Este programa meditativo te ayudará a incorporar una práctica regular y si ya practicas a consolidarla. Aprovechamos la fuerza y ventajas de meditar por la mañana, en comunidad y con un acompañamiento diseñado para ir paso a paso.

El propósito de este programa meditativo es que te familiarices con la practica y tengas una visión motivadora, experimentando los beneficios de meditar de forma constante.

Modalidad On-line. 

Horario y duración: Durante un mes, de lunes a viernes de 7h a 7:15h (Hora peninsular España)

Incluye: sesión de 15 minutos en directo + apoyo de un grupo privado en Telegram y acceso a un aula virtual donde disponer de la grabación de la sesión y poder disfrutar de distintas propuestas para meditar adicionales.

 

Consulta aquí las próximas inscripcione